J. M.

Quimera

Hoy la encontré en un nítido sueño,

su mirar mordaz en tono tierno.

Siento me guarda cierto desdeño,

tal cual pasaba en aquél invierno.

 

Sé que me quiso y no lo decía,

tal vez susurró muy sutilmente.

Yo sin pensarlo sí la quería,

hoy que lo pienso, perdidamente.

 

Siento nostalgia por recordarle,

sé que no debo guardar quimeras.

Yo, que hago todo por olvidarle

y me acompaña noches enteras.

 

La encuentro otra vez, vívido sueño,

trato de asirla por no perderla,

luego prefiero soñarme el dueño

a despertarme y no poseerla.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.