Esteban Mario Couceyro

Fantasmal

Me han dicho

que hay una mujer hermosa

con triste mirar

que sorprende

pasando sin querer

……………..

queriendo amar

buscando

quién sabe a quién

en bares oscuros

donde los desesperados

miran sin ver

por ventanales ya sucios

de tanto mirar.

 

Se sienta en una mesa

que nunca se sirve

mirando fijamente

a quien la ve

enamorado de soledad

y copas.

 

Ella se levanta

y quien la mira

sigue sin pensarlo

la figura clara de esa dama

perdiéndose los dos

en la bruma del amanecer.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.