Raul Gonzaga

Tan Divino matiz

 

¡Cuánto adoro tu belleza!
Ese cuerpo, esa pasión,
Esa entrega sin razón:
Tu auténtica gentileza;

Tu capacidad, proeza,
Para dar tu corazón
Con la grata sensación
De misterio y de grandeza;

Eres mi bien el anhelo
De tan divino matiz;
Eres mi tierra y mi cielo,

Eres mi eterno desliz,
Esa luz, dulce desvelo
Que siempre me hace feliz…

Comentarios1

  • Raul Gonzaga

    Cuando te conocí, nunca imaginé que ibas a ser tan importante en mi vida; ahora que estás ahí, en mi corazón, cuánto, cuánto te valoro...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.