Santiago Miranda

Coda

 

[:Abre la barra del compás
-del mundo- quebrado recupera
3/4 de lo pulverizado, es un vals
desnudo, bailen ahora, mientras puedan
dispuestos al amor o al olvido, en la espera
de una oportunidad para cambiar el curso
de una historia dada hacia su olvido, bailen
mientras discurre la llave del sol y tiempo


No hay otro hecho
que el estar
aquí
conciso
entre la maraña
de asuntos borrosos
entre des-tiempos
siendo pasajero
o despojo
luminoso ardiendo
-mejor dicho-
asumiendo
el difuso hecho
de facto
no hay otro
$ujeto aquí clivado
sintiendo lo que tú
sientes angustiosa mente
o delirando de alegría
implacable fenomenología
no tires
hacía abajo
no jales
de la cuerda
que te ata
a la montaña
de la locura
no te lances a morir
de vida y no de muerte
morirás, y decides
-mares de Sisífos des/encadenados
en su propia ruta, tragi-comedia
o (in)mor(t)al desastre, pero buscando-
el-estar-aquí-no-es-simple: (no lo creas)
enfócate en aquello inaprensible
enfócate en lo que no percibes
-elruidointernomolestoelcorazón
deladuda- acometiendo con toda
rabia, espuma, párpado y centella
descarga lumbrera tú titílas
siendo ola o siendo espejo de la duda
un disparo en la oscuridad
(la) fuerza de los mares desatada
desplomando todos los lagárticos
lares no-lugares que con tanto
esmero habitamos en ilusiones
y tu canto lastimero
acunando estrellas
-tócala de nuevo, Sam-
el mañana no volverá
pero ayer habré sido

Por eso o aquello que no sucede
repara los temores e insultos
dicta el respiro de un asunto
repite tu madrugada hasta el ocaso
memorizando cada estrella omitada
en esquinas prohibidas y desnudas
¿dónde nos vimos? ahora titilamos la mirada

Sí, siendo respiro exhalamos
y nos levantamos por la noche
de lo humano bañados del amor
del alto astro y los fantasmas
aún pernoctan en las habitaciones
en sus urgentes tramas nos anudamos
vuestra lengua habla;

Yergete presuroso
repite el discurso
diario, antaño
imita la máscaras
del comportamiento
actúa el acto
degluta el habla
revive el día
hasta derribar
los cielos
decayendo
contagias por el hombre
y su hambre (hombre=hambre)
con las saetas de la razón y sueño
herida de guerra -mortal vuelta al cielo-
tu alma deambula errando
-ante antes ante(la)sala
del final de los tiempos
(des)esperados

el tiempo es frígido lenocinio
dispuesto para juntarnos, religarnos
en regiones religiones de(s)pobladas
quebrada hasta el polvo de mañana

del absurdo existente
repite hasta el ultimo
respiro repite hasta
encontrar el sentido
que se repita al hastío
hasta el hastío del infinito

es. un mantra de aire y sentido
te envuelve en su sustancia
livíana sobrevives en líquido
todo elemento se carga y se repele
en su núcleo carga un universo en caos

volvemos, de nuevo e igual
que antes, por que de volver
-a perdenos- se trata esto a
repetir aquello externo
repartirse entre el espacio
borrarse las huellas del plagio
delator, (h)ola que pasa inculpando
marcando su ritmo marino, ¿como estás?
(ni bien ni mal nada
de esto acepta valoraciones)

Quemen nuestras estrellas
barran nuestras ciudades
marcadas en la espalda
arrastren todos los mares
a su cuna y no callaremos
en la trastienda combativa
de un poema eterna narrativa

No tengas miedo a borrarte
-ya serás-
borrado en los placeres, desdibujado
aúnelsentidocontinuaentendiendose
a través de ti solo a través de ti
la carretera perenne de dobles semejantes
de erres o ennes, pasajes distantes
la pausa, el respiro, la pausa, el olvido
el métrica de las placas moldeando las cabezas
trepanando cráneos, embarcándose en la venas
hasta el Estigia, mi vida, decir te he olvidado

Y vuelvo a leer entre estas lagunas
reconocer la falta y que me haya mojado
ni de pena ni alegría quízas algo, un espacio
te dejo en blanco, para que escribas poesía
una coda significa despedida, o algo más cercano
extraño distante apagado enigmático desolado
inesperado dime, tú, qué;

 

 

 

 

 

 

 

 

-Cierro la barra de compás
entre tus manos, repite-repite
reinicia, el absurdo, otra vez:]

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.