Angel M. Alvarado

Ahí estás



Inminente a miradas 

Estás y no estás, 

O estás y no quieres estar, 

escondes tu mirar 

cuando miras que te miran 

pero ya los tienes en mira 

y vuelves a estar 

para no estar, 

mas el momento pasa 

y el ciclo no para, 

va y viene o viene y va, 

todo te comienza a cansar 

y sigues sin estar 

hasta que decides estar, 

y no sólo eso; vas a actuar. 

 

Prepotente puedes ser 

Pero no lo quieres parecer, 

Tus palabras fluyen 

Y como todo: se diluyen 

Entre los oídos de la gente 

Que parece estar ahí, permanente, 

Permanente como tú, porque 

También estás.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.