raul alfredo

Mujer Amada...

Movilizas los sentidos,

irrumpes mis horas, canon del deseo,

cual encantadora belleza que nace en tus ojos

Y se derrama sobre el universo de tu cuerpo,

 avatares de sueños...

complacen la imagen de tus labios

y el beso agraciado de miel y fuego,

besos que se sienten en las entrañas

se graban en la piel

y se perpetuán en el tiempo,

incierto, claustro en las ansias,

fugitivo en el silencio,

aturdido por las esperanzas

de darle luz a mis días

con tu dulce mirada

y en un cosmos de caricias,

bajo el sol o las estrellas, en la luz o la oscuridad

sentirte mujer amada.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.