clata robayo

Silueta…

Se baja del cielo una silueta,

un poco tersa,

un poco anguila al tacto;

se engarza en el corazón.

 

Revienta de ganas,

Pero las ganas te las llevaste;

las arrancaste,

desde aquel día sobrio, constante,

que le dijiste adiós a mi piel.

 

Yo sin embargo;

sigo esperando,

tu tacto,

así sea

un simple reflejo,

de ese mismo cielo

y su silueta, 

espectro de tu piel

que se engarza en mi corazón. 

 

poema escrito original clata



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.