Jordi *

Lamparita de mi alma



Amada mía en la noche Lamparita de mi alma como decía amado Nervo al amor de su vida clandestino y amoroso, escribo para decirte que anhelo el estar a solas contigo, y hacerte mía en la intimidad de la casa nuestra, mía no solo en la parte carnal sino de aquella forma en que no puedes ser de ningún otro, de la forma en que solamente yo puedo verte, con tu cuerpo desmayado en mis brazos, con tu mirada solo fija en mi, mientras tus labios son solo míos, solo a mi me hablan, solo a mi me besan. Lamparita de mi alma las horas lejos de ti no hacen más que acrecentar en mi mente, en mi mirada tu imagen, añorar tus arrumacos y demostraciones de cariño y buscar ese espacio donde nadie mas es capaz de abrazarte de tocarte de reírte, de escucharte donde eres mi no porque seas de mi propiedad, sino porque adopto robo abrazo cada sonrisa cada lagrima cada chiste que sale de ti y se vuelve mío y tu mía y yo tuyo. Lamparita de mi alma, y yo soy tuyo en la distancia no porque no pueda mirar, saludar, oler, tocar a nadie mas, sino porque ese aroma, esa presencia, esa sensación acapara cada parte de mi, y me fusiono con esas percepciones en la melancolía por estar lejos de ti. Lamparita de mi alma, mi agüita, me encanta repetirlo porque refleja lo mejor de ti, y tu esencia ya anidada en mi.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.