RobertoFerreira

Tus manos

 

Tus manos 

tan jóvenes como tu alma ,

tan delgadas y estéticas.

Tus manos que hablaron 

el idioma entendible

entre tu cuerpo y el mío.

 

Tus manos que me mintieron

para protegerme de mi,

que me empujaron sin compasión

para alejarme de ti.

 

Tus manos que me cerraron los ojos

el día de mi muerte irreverente 

en la angostura de tu cama

en la postura más indecente.

 

Tus manos ternura de madre

que al tocarme me amedrentaron.

Cuchillos filosos, dagas brillantes

que por fín un día me aniquiláron. 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.