Tania CasFer

Vivir

Somos,
náufragos de las inquietudes,
del dolor,
de las guerras,
del odio,
de lo prohibido,
de la alegría,
de lo utópico
y sobre todo,
de nosotros mismos.
Somos,
el último superviviente de una especie en peligro de extinción,
siendo nosotros mismos culpables de nuestra desaparición.
Roemos y machacamos la libertad de volar sin despegar los pies del suelo,
vivimos sin la esperanza de poder vivir lo soñado, porque nos llama más lo que envidiamos,
nos corroen las ganas de perseguir sueños ajenos, en vez de hacer lo que nosotros mismos deseamos.
Somos,
el colapso de un sistema mal programado,
infectado,
deslumbrado y roto.
Un,
dos,
tres,
escondete,
corre,
va a explotar y entonces
viviremos,
gritaremos de alegría,
amaremos
sin rencor,
obviaremos el odio,
tiraremos el opio,
sereremos,
tan ricos como la luna,
para no perdernos ni una,
ni una sola noche de fuga,
ni una sonrisa de locura.
Seremos el sol,
el mismo que sale por las mañanas,
brillando y sin legañas en los ojos,
el mismo que hace lucir a la luna,
evitando que su color grisáceo nos deprima.
Seremos lo que somos,
sin ser lo que seríamos,
sin ojalás,
porque el ojalá es futuro,
y el futuro no es presente hasta que no se vive.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.