JG_

Siempre en espera

 

Realmente esto duele

Ver las hojas secas y que otoño no pase

¿Y tú que haces?

¿Tú que sientes?

Realmente la espera cansa

Aturde las manos de mi memoria

Y el viento llora porque no tiene piernas.

 

El reloj de mi muñeca

Cortó segundos y lloró razones

Aplaudió la obra

Y pregunto por qué.

 

Y la noche comenzó con veinticuatro horas

Vistió con traje a los gatos

Y los perros se quejaron de las calles.

 

La tristeza de un café que quema

Eleva un poco el tono dulce de las huellas

La obscenidad de un diario que habla de errores

Aquieta el ritmo de los veladores

La vida de un vago atento a los chillidos de los huesos

Distrae un poco la esquina rota de los besos.

 

Pero las arrugas caen

Y el peso baja una nota

Y el aire que circula dentro de los tambores

Paran en la última estación

 

El tiempo no apremia

El pájaro que cantó ayer

La última canción de mi memoria

Murió desolado en mi ventana

Los acordes se habían quedado en mi maleta.

 

En el parque el miedo respira

Y los capullos se endurecen

Se olvida la última canción que se escuchó

Y nadie dedica su última espera.

 

-JG

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.