Wellington Rigortmortiz

* Dédalo de Linaje (el laberinto)

Las puertas carnosas del edén,

se abren como temerosas

mostrando respeto por mí,

permitiéndome salir de mi morada

hacia un averno de lujuria,

me encuentro solo

y ajeno al lugar,

otros al igual que yo,

lo hacen de la misma manera,

están cruzando el portal,

millones de espectros

que por mi fragilidad

y delicadeza mental

puedo temerles,

me sujetan de los brazos

y me adentran

hacia el corazón del laberinto,

…mi laberinto,

aquellos que ya lo hicieron

antes de mí, buscan con dolor

y desesperación la salida,

yo, comienzo a caminar sin rumbo,

escucho lamentos,

gritos lastimeros y llantos

sangrientos de dolor,

a mi alrededor observo

nada más que muros,

gigantes de filosas espinas,

y en el suelo,

grietas extensas de las cuales

nacen rejos negros;

…cada uno de nosotros

tiene sus propios laberintos.

 

Mientras continúo caminando,

el tiempo, la vida y la muerte,

me acompañan fragmentándome

el destino, …cada panel

por mi resuelto, es un triunfo,

una esperanza de seguir vivo,

oportunidades a mi favor;

ha pasado, y he pasado

mucho tiempo

recorriendo este lugar,

no se en cuantas ocasiones

he derrotado al minotauro

el cual se nos asigna,

la experiencia adquirida

me favorece aún más,

…y por fin, atravesé

el último muro de esta

prisión espiritual, observo

con horror y asombro

al laberinto maestro,

el cual posee en su interior

millones de cuerpos y almas,

todos mutilados, algunos,

inertes, agonizantes,

y cadáveres putrefactos

con expresión

de desesperación,

dolor y terror,

...a muchos de ellos,

los conocí en el pasado.

 

Continúo el camino,

solo el dolor y la esperanza

van delante de mí,

las lágrimas, caen

y van marcando el camino

con un brillo tenue pero fijo,

esa es mi recompensa a la valentía,

de esta manera, mis generaciones

seguirán el rastro dejado

y no se perderán, mientras tanto,

yo intentare llegar al final,

allá, en donde nace

la luz cegadora que destroza

toda oscuridad, y asesina

los recuerdos de dolor.

Comentarios1

  • Leo Archelon

    Oscuro inicio y final redentor...Saludos Poeta!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.