Mr. Nobody

2 de Diciembre

El sol ilumina,

pero nada ilumina más el universo

que tu ser a mi vida.

 

Puede que la luna se acabe,

pero nada me acurricaría mas

que tu voz en mi mejilla,

 

y puede que el sol se extinga, 

pero nada me calentaría más

que tus manos en las mías.

 

Tu voz, dulce melodía

que mata la tristeza 

y apacigua las mentiras.

 

Tu cabello

hace que Dios se pregunte

si no hay nada más bello.

 

Un beso haría falta 

para ver que tan alta

llega este amor que todo traspasa

 

y si el sopor es amor,

quisiera dormir para soñar

que tú siempre estarás junto a mí.

 

No, no te amo,

porque este sentimiento llega más allá que el simple amor,

pero no hay palabras para decir

lo que eres para mí

y lo que siento por ti

 

y es que ahora, acariciar tu mejilla,

escuchar tu risa,

apreciar tu mirada

es el tesoro más ambiguo que tengo

desde el infinito, hasta la nada...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.