Pedro Perez Vargas

Dulce espera

Pasarán los días lentamente,
Mientras, se hace larga la espera.
Y así, como flor en primavera,
Lo verás crecer en tu vientre.

Los temores  e incertidumbres,
Se irán unos a otros sumando,
Pues te has quedado esperando,
Lo que en ti, ha sido costumbre.

Las náuseas y el desaliento
Serán los primeros bosquejos,
Tu vientre crecerá en el espejo
Desde los primeros momentos

Te sorprenderá un movimiento,
Que surge desde tus entrañas,
Indicando que inició su campaña,
Y así estará hasta el nacimiento

A veces, se harán largas las horas,
Mientras que en ti, las ilusiones crecen,
Con ellas, mil bendiciones florecen,
Que te harán feliz para siempre, señora.

Y cuando llegue el momento...
Habrá dolor desgarrando tu vientre, 
El sudor correrá por tu frente
Y tú, te quedarás sin aliento.

Todo culminará con el llanto,
Que habrás de callar en tu regazo, 
Pues al fin tendrás en tus brazos
A ese pequeño, que esperaste tanto



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.