Mujer Nagual

ser mujer

Sé que mi alma se embarca

en un desierto oscuro

donde habitan las formas

recurrentes y pegajosas.

Veo los focos que encendieron

creo poder llamear una vela

Aprendiendo a contemplar 

esa oscuridad marchita

de fuerza gestante

La que pinta,

la que teje,

todas nos toman la mano

esa que llora

la que renace

Al final del túnel nos reímos

risa de útero fresca

se renuevan las brisas 

resignificando la estadia

entre la tierra y el cielo

Comentarios1

  • Dulce

    Es bueno renacer y leerte, saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.