DanielVC

Desahogo y Ahogo del alma.

Desahogo y ahogo en mi alma.

Puñalada fatal recibida,

herida que cicatriza,

pero me dejo vencer.

 

El alma no deja de hablar.

Por altruista herido esta vez,

me estoy rindiendo

y tú solo callas.

 

El cargo de conciencia

siempre mira al suelo

y esconde sus ojos.

 

Y yo sonrío porque se

que la ausencia esta vez

me da la oportunidad

de un nuevo comienzo

dejarte ir, dejarme ir.

 

En mi conciencia

la tranquilidad,

humilde y sincero

por el querer sin falsedad.

 

Sonrío con una gota y me abrazas.

Esta será la quinta vez

en la que nuestro abrazo

nos abraza hasta el alma.

Quizá también la última.

 

Tus ojos con lunar

con tres gotas.

Inefable momento,

en el que solo el silencio habla...

 

Mátame de una vez

que el tiempo me volverá a nacer.

No se trataba de querer ir rápido,

se trataba de querer estar,

de sentir que se está.

 

No hay más que decir

el alma calla

y me alejo perecedero

para poder morir

y nacer en otra parte.

 

JDVC



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.