Fernando Olsen

Obliteración

De repente,

En un momento de onírica impaciencia,

Reapareces.

Eléctricamente tu silueta es trazada en el la eternidad del presente,

Me aterran los miedos y pasiones que suscita,

La respiración se confunde,

El corazón intenta desesperadamente,

Salir.

Como la primera vez,

A tropiezos,

Y cuando pensé que eras innecesaria,

Que te había desterrado de mis oídos y mis pérfidas proyecciones,

Que había olvidado la ansiedad que me produce el amarillo,

Reapareces en mis sueños,

Llena de espontanea alegría,

Agrietando nuevos muros

De repente,

Desde confinadas alucinaciones

Te presentas tranquila,

Inmóvil,

 

Sin memoria.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.