GuillermoO

Amor y lobo

                       Aún cansado está allí,

con su silbo cruel e inútil,

parecido a imanes encendidos;

como un pájaro pintado entre las sábanas,

impotente para el vuelo,

pero rojo en el color de su piel.

 

Pregúntenme ahora qué deseo.

Y diré que solamente la música de mi libertad,

envolviéndome a mí,

que soy lobo en voz baja,

esperando que el que espera caiga sobre mi viejo cadáver

para devorarlo en desafío.

 

(Dos larvas en los ojos del fuego:

me subyugan las rojas cintas del lobo.

 

Lo que fue belleza ahora se transforma en nada.)

 

Amor: tienes tus días contados.

 

 GuillermoO

Direc.Nac. del Derecho de autor

Comentarios2

  • GuillermoO

    Carlos Armijo R.:
    Agradecido porque consideraste que mi poema estuviera entre tus "favoritos."
    Guillermo

  • GuillermoO

    Melba:
    me resulta muy agradable que hayas elegido mi poema para "Favoritos"
    Muchas gracias
    Guillermo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.