Ludvaldo

BENDITA SEAS (SONETO)

Bendita seas, complaciente amada,

benditos los alivios que procura

a las pasiones de mi carne impura

tu carne igual de impura y de inflamada.

 

Bendita sea tu cara sonrosada,

bendita de tu cuerpo la escultura

de vida rebosante y de hermosura

desde los pies hasta la crin dorada.

 

Benditas sean tus ancas de alta yegua,

benditos sean tus pechos bien erguidos

y puntiagudos cuando los relamo

 

y más tu vulva y su furor sin tregua,

benditos sean tus raptos y gemidos

y espasmos de placer cuando te amo. 

 

Osvaldo de Luis

 

Comentarios1

  • Evandro Valladares

    De concurso y de colección . Felicidades amigo.

    • Ludvaldo

      Muchas gracias. Un cordial saludo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.