Alma V. Toledo

Caminando por el Puerto.

 

¿En dónde está mi Gala?
La que predijo que le amo.
La que de su mano me llevara por una senda feliz.
En dónde está mi musa de Río de la Plata,
la de noches de luna llena
y hermosos días de sol.
Aquella quien sin tirar las cartas,
leer la mano o los residuos de café,

sabe que le pertenezco.
¿En dónde está mi Gala?
Otra vez pregunto y el viento me responde:
Ella está caminando por el Puerto
en espera, a que regreses,
a que coseches en su huerto.
El Poder Divino nos protege
y nos hará llegar en nuestro amor
a un feliz Puerto.
Y se ha de ser en un Puerto
que sea, en el Puerto de sus sueños,
ahí en el Río de la Plata.

©Armando Cano.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.