jorge enrique mantilla

LAS BANDIDAS

LAS BANDIDAS

 

Bandidas, son aquellas mujeres de amor abandonadas

Las que van por la vida, llorando sin quejidos recordadas

Las que arrastran tristezas, sin esperanzas silenciadas

Las que deambulan forajidas, sin belleza marchitadas

 

Son frutos, que una vez fueron exquisitos, maduros de experiencias explotadas

Desplazadas de aquellas, que ruedan sin direcciones contempladas

Fueron marchitas del rocío, sin tiempo fértil cortadas

Bellezas que rodaron separadas, sin dolientes, lloradas y olvidadas

 

Bandidas, que el tiempo olvidó el rigor de sus amores

Mujeres que pagaron caro, el favor de rastros de sus interiores

Mercaderes, de aquel que exprime hasta el último suspiro sus dolores

Angustias de lágrimas, que acaban en burdeles de sus horrores

 

Ramera, que reparte de su cuerpo los infiernos del pecado

De sus volcanes, erupciones de pasión, cenizas de aire imaginado

Bandida del demonio, marcada a la intemperie sin sereno

Hermosuras lánguidas del ayer, fin de sus amores ajenos

 

De sus rostros, que una vez fueron hermosos

Cuerpos que excitaban, de sus caminares maravillosos

De miradas alegres, coquetas de reojos silenciosos

Su tesoro íntimo, lo exhibían sin tapujos misteriosos

 

Las bandidas, entregan su cuerpo por una migaja de monedas

Mujeres hermosas, abandonadas de alma sincera y buena

De camisones transparentes provocativos, nazarena que envenena

Ruedan por la vida sin dirección, como alma que lleva el diablo en pena

 

No les interesa ya la vida, de amores tristes mendigan

Simplemente van deambulando, pidiendo a gritos que nos las persigan

Llevan por dentro, su calvario de procesiones con barriga

Amamantando hijos sin padre, sin castigo que nadie investiga

 

Hermosa mujer, abandonada de su suerte, sin emociones para adorarte

Solo tengo compasión de tu figura, marcada como estandarte

Seré tu rendición en el ocaso del olvido, del ataúd para velarte

De los infames, preciosa mal hallada, de los perfúmenos no logran olvidarte.

 

“Joreman” Jorge Enrique Mantilla – Bucaramanga marzo 10-2017

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.