Kidnuta

-

Olvidamos por qué vinimos

Olvidamos y no lloramos

Llega la hora de despedirse.

Se me inunda el estómago

Se inunda y no me deja respirar.

Rompe en llanto.

 

Las gotas caen en el arroyo,

Detrás de ellas van dejando su camino,

Se abren, expanden y se hacen arroyo

Ahora son arroyo.

Ahora fluyen con el

Y se van alejando,

Se despiden.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.