hugo3654

6

Una flor se convirtió en ave, sus alas se llevó mi esencia

Dejando su aroma

 En mis oídos

En mis manos

 En el tacto con el que toco una mujer

En la plenitud de la flor en su vientre

En el oleaje de su fresca boca

En suspiros con aires de aroma de una flor

Con palabras de libertad en mis alas

En su esencia, deseando sacar lo mejor de mí.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.