Adrian Labansat

ADIOS AL QUE HE SIDO

 

 

Con  tinta en las arterias,

hurgando arrodillado en el corazón

sin poder  danzar la danza de la pasión que invita a vivir,

vacío de alegrías,

busco un antiguo significado,

el oculto sueño que tuve entre mis manos.

 

Hoy las camisas se han quedado cortas,

los grillos se comen la hierba que nos sirvió de cama,

nos ronda un silencio vespertino

se despiertan las horas en las que claudicamos a los sueños.

 

Hoy voy con un listón de colores sobre los ojos a reiniciar el camino,

sonrío a pesar de lo triste y los abandonos,

para no morir me marcho de mi mismo

me cuelgo en un perchero junto al abrigo en desuso

renuncio a lo que he sido,

renuncio al trabajo, a tu recuerdo, a mi reflejo en los espejos

recordando el capullo de una oruga que se deshabita para ser mariposa,

abandonarme para buscarme en otro sueño, en otro cuerpo, en otro rostro.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.