Mario Largaespada

Amor Por Entrega.

Así, la segunda tentativa nos guio
a una primera vez.
Así un beso llevo a otro beso
un tanto cómplice.
Así nos vimos en la necesidad
de pudores ante una nueva piel.
Así fuimos un solo cuerpo
y alma hasta el último segmento.
Así actuamos pro al artículo
sexto de la ley de Moisés.
Así en segunda ocasión decidimos
actuar a favor del deseo.
Así le cerramos la puerta al día
por encarnar el amor
sin compromiso y
con total entrega.

D.R.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.