el brujo de letziaga

-- ¡Ay virgen inasible! --

 

Vuela de hoy a siempre
la poesía de perfumados edénes
en un bajel que se mece...

Hacia ti, virgen clara y verde
con sabias rimas para tu alma de madre,
y soles de calma y deleite...

Los humildes amaneceres
desde los confines del mundo te vienen
para que tú los colmes...

¡Ay virgen inasible!
Que deslúmbras cual aurora radiante
y me llenas de luz en las noches dolientes...

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.