Pedro oliveto

SOLO PENAS

Convirtiéndose madrugada

Está la negra noche,

Han dejado las luces de brillar

Ya todo es soledad,

La velada muriendo está.

Tabernero sírveme otra ronda

Llena mi copa ya  vacía,

En el néctar de tu vino

Mis penas quiero ahogar.

Tal vez tú no lo sepas,

Mi pasión sembré

A la luz de luna llena,

Esperando cosechar amor

Al  llegar el nuevo día.

Al despertar la primavera

Sólo logré hallar,

Mi corazón herido y una

 Inmensa pena marchita.

Murió la primavera

Con ella mi esperanza,

El otoño fue llegando

Dejando al pasar, solo

 Hojas muertas, sueños perdidos.

En mi alma sentí soplar

El frío de una brisa

Llamada soledad,

Se marchó el otoño

Con él mis ilusiones.

Azotó mi ser entero

El viento de cruel invierno,

A mi alma atormentada

Asomó su rostro la desidia.

Tabernero, hoy por compañía

solo tengo esta desierta mesa

Y la copa de vino llena,

Alzándola con ella brindo

Por la ausencia y mi pena.

        OLP. ( PietroPaolo)

       Derechos Reservados

       Olinet48@gmail.com

Buenos Aires, Argentina 08/03/2017



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.