argantonio

La academia

Imaginarse un aficionado a la pintura,

que tiene como modelo a una joven blanca,

y no sabe si mirar al lienzo o a la criatura,

y finalmente decidido a pintarla se arranca.

 

Otro día el modelo es un muchacho negro,

que estaba bien dotado en todas sus partes,

si dices que era un Adonis de color no yerro,

son las sorpresas que nos dan las bellas artes.

 

Y finalmente la última modelo

era una mujer anciana

que debió ser de gran belleza.

 

No tened nostalgias de primaveras

si acaso de la diosa pagana

quizá estés en el Olimpo y no te enteras.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.