Eloy Mondragón

MUJER

Tu magnánima presencia
ya es el albor del sol
un poema con tu esencia
un verso de luz, un farol.

El encanto que una rosa
al romántico arrobó
lo sutil de la mariposa
que en el vergel se posó.

Con acordes del teclado
de una canción de amor
por ser el ser más preciado
Dios te creó con primor.

La más dulce melodía
la sonrisa con más luz
el nacer de un nuevo día
agasajo de Jesús.

De toda mustia la calma
sensitiva y pasional
Mujer, inmolas tu alma
amor en la eternidad.

 

Eloy Mondragón
© Derechos reservados



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.