Héctor(micorazón)

Nunca sentí tanta rabia

Nunca sentí tanta rabia
y nunca a nadie odie tanto
desde el día en que tu llanto
brotara por quien te agravia.
Tú; pura cándida y sabia,
Yo;cobarde, infame y vil
y esta indulgencia sutil,
repetitiva patraña
del que a un querer engaña
presumiendo de viril.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.