Wellington Rigortmortiz

* Post Mortem

Me he recostado

sobre lecho

por mi ajeno

pero conocido,

extraño y a la ves

macabro,

no he perdido la conciencia

un ligero viento de temor

recorre por primera ves

no mi cuerpo,

lo siento distinto,

me observo recostado

seguro pero indefenso,

que sucede!?

aparte de mi cuerpo

solo veo oscuridad,

volteo hacia a tras

y me veo a mi mismo reflejado

en el espejo de la soledad,

en una cantidad

infinita de veces

solo como sombra,

despierto

y la luz de mi habitación

es más clara y segadora,

ángeles sin rostro

me abrazan

y me guían hacia el camino

de este destino

y vida alterna.

Comentarios1

  • Ro Vercelli

    Me gusta esa oscuridad en tus letras. Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.