sabrinadcm

OJOS CELOFÁN

Pudiera extender mi forma 

Madera vieja, envejece.

Vasta ánima torcida y doblada

Alargase cuanta estela entre tiempos alevilla.

Me acercase hasta tus ojos, su textura.

Me impelo, penetro en ellos

Toco tus sueños en vigilia

Oteo tus memorias

Descubro tus íntimos abismos

Busco mi esperanza en tus desesperanzas. 

Años reprimiendo un mar, 

Pero entonces te pregunto y lloras,

Por primera vez tú lloras.

Una lágrima, su vez primera. 

Te encuentro mientras más tú te pierdes

Y duele

Y culpa

Tu dolor no es ajeno al mío

Mi dolor no es ajeno al tuyo

Y no soy ajeno a tu dolor

No somos ajenos al dolor.

Pero afuera, incapaz de mirarte

Pero afuera,

Se vuelve bífido mirarte. 

Tú no notases cuan velado de la libertad ahora soy,

Cuando encadenado te mirase libre cual libertad agradezco conocí.

Cuando en tus ojos libre. 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.