El Hombre de la Rosa

¡¡¡ ROMANCE DIVINO DE MISA PAN Y VINO !!!



 

¡¡¡ ROMANCE DIVINO DE MISA PAN Y VINO !!!

 

*** Versos de la Rosa ***

 

El agua limpia esa piel pero no te sana tu alma

así limpia el trigo duro de la parva desgranada,

separa la mies hermano que ya sale la mañana

la sed del agricultor siempre la calma ese agua,

que buen trigo recogiste rústico de tierra arada

cuyo aliento le cubría rociado de sangre y paja.

 

Una sagrada escritura dan un pan de comunión

por eso que un cristiano comulga con devoción,

las pabolas del Cristo son como panes de amor

sacia el vientre del pueblo aplicada ley de Dios,

que maravilla de ejemplo deboto de compàsión

discípulo del Ser Supremo pariente predicador.

 

Dejaste el Divino Cielo como un pobre labrador

salpicado con traidores con Judas de deshonor,

emblema por ser humano es semejanza de Dios

cruel castigo ha tenido al dar pan en comunión,

nada de balde en la vida y menos para el Señor

los sanedrines humanos son alma del desamor.

 

Son labores del ejido como premio en esa gana

como resoplos del aire rozando por la ventana,

agradeciendo la mies ese albor de Luna blanca

la barriga se sacio de hogaza de harina blanca,

igual que con su misa un poco de pan te daban

empapado con el vino hecho de las uvas pasas.

 

Que ya respiren los aires del olor de la zumaca

deshojada entre los trigos con azucena rosada,

agobiada se ataba con su romero y la albahaca

 espera al ser Divino porque Cristo lo horneaba,

en su horno de retamas, su cochura preparaba

así practican su culto los cristianos de palabra.

 

Autor:

Críspulo Coretés Cortés

El Hombre de la Rosa

07 de marzo año 2017

 

Comentarios6

  • Paloma P.P.

    Bonito poema sobre el pan nuestro de cada día. grato leerte. Un abrazo amigo.

    • El Hombre de la Rosa

      Muchas gracias por tu comentario estimada poetisa y amiga en la poesía Doña Paloma P.P....
      El tema es muy extenso y no siempre se acierta, aunque sólo he pretendido recrear algunos de los más habituales hábitos religiosos humanos...
      Romance Divino de misa pan y vino, la esperanza que tienen los cristianos de seguir comiendo, en el largo y penoso camino de la vida, esa existencia que semeja favorecer a los delitos que comete el hombre con furia y desatino, la comunión de la fe cristiana debe de hacerse como Cristo lo dijo, en la última cena con los doce discípulos y la Magdalena sentada en su cobijo...
      Así fue la primera comunión que les ofreció Jesucristo, con un pan candeal hecho de puro trigo y con vino de pasas envejecido, así celebró la primera comunión ese Maestro llamado Cristo, hoy en los templos de Dios comulgas con obleas baratas que sustituyen al pan y al vino, de la eucaristía, dejando al sufrido cristiano con hambre de hogaza y sed de vino..
      Que las Diosas del amor y la felicidad te acompañen siempre...
      Un fuerte abrazo de sincero afecto...
      Críspulo Cortés Cortés
      El Hombre de la Rosa

    • Maria Hodunok.

      Amigo Críspulo, creo que nadie se sentirá ofendido, pues tus versos son reales. Pan y vino es lo que brindó Jesús en la comunión.
      Y así lo siguen haciendo muchas religiones.
      Un honor leer tus versos poeta de poetas.

      Abrazos de luz a tu alma.!!!!

      • El Hombre de la Rosa

        Muchas gracias por tu comentario estimada periodista, poetisa, y amiga en la poesía Doña María Hodunok
        El tema es muy extenso y no siempre se acierta, aunque sólo he pretendido recrear algunos de los más habituales hábitos religiosos humanos...
        Romance Divino de misa pan y vino, la esperanza que tienen los cristianos de seguir comiendo, en el largo y penoso camino de la vida, esa existencia que semeja favorecer a los delitos que comete el hombre con furia y desatino, la comunión de la fe cristiana debe de hacerse como Cristo lo dijo, en la última cena con los doce discípulos y la Magdalena sentada en su cobijo...
        Así fue la primera comunión que les ofreció Jesucristo, con un pan candeal hecho de puro trigo y con vino de pasas envejecido, así celebró la primera comunión ese Maestro llamado Cristo, hoy en los templos de Dios comulgas con obleas baratas que sustituyen al pan y al vino, de la eucaristía, dejando al sufrido cristiano con hambre de hogaza y sed de vino..
        Que las Diosas del amor y la felicidad te acompañen siempre...
        Un fuerte abrazo de sincero afecto...
        Críspulo Cortés Cortés
        El Hombre de la Rosa

      • Alexandra L.

        Bella entrega, el pan y el vino que compartió Jesus, y que hoy sigue siendo sangre y carne de nuestro señor. Placer de lectura.

        Un abrazo, feliz tarde, Alex.

        • El Hombre de la Rosa

          Muchas gracias por tu comentario estimada poetisa y amiga en la poesía Doña Alejandra L...
          El tema es muy extenso y no siempre se acierta, aunque sólo he pretendido recrear algunos de los más habituales hábitos religiosos humanos...
          Romance Divino de misa pan y vino, la esperanza que tienen los cristianos de seguir comiendo, en el largo y penoso camino de la vida, esa existencia que semeja favorecer a los delitos que comete el hombre con furia y desatino, la comunión de la fe cristiana debe de hacerse como Cristo lo dijo, en la última cena con los doce discípulos y la Magdalena sentada en su cobijo...
          Así fue la primera comunión que les ofreció Jesucristo, con un pan candeal hecho de puro trigo y con vino de pasas envejecido, así celebró la primera comunión ese Maestro llamado Cristo, hoy en los templos de Dios comulgas con obleas baratas que sustituyen al pan y al vino, de la eucaristía, dejando al sufrido cristiano con hambre de hogaza y sed de vino..
          Que las Diosas del amor y la felicidad te acompañen siempre...
          Un fuerte abrazo de sincero afecto...
          Críspulo Cortés Cortés
          El Hombre de la Rosa

        • yosoyelquesoysiempre

          Poeta y amigo, Críspulo Rufino Cortés Cortés, aprecio sus palabras.
          ROMANCE DIVINO DE MISA PAN Y VINO.
          He realizado, con el debido respeto, algunos estudios sobre el libro de las profecías, La Biblia. En ella se habla de la Pascua que celebró Jesús con sus discípulos, en el aposento alto, con vino y pan no leudado; en ninguno de los 66 libros de que está compuesto el libro sagrado, se hace alusión a la misa como mandamiento estatuido por Jesús, como Dios mismo.
          No, más sí se hace mención a la Pascua del Nuevo Pacto, como fiesta solemne, y perpetua.
          La Pascua, junto a seis fiestas solemnes más, establecidas por el mismo Dios, fueron abolidas en la época oscura, por el emperador Constantino, en el Concilio de Nicea, por allá en los años 321 a 325 después de Cristo.
          Luego llegaron un sinnúmero de reformas.
          Para abreviar y concluir, los Mandamientos de Dios, fueron sustituidos por mandamientos y sacramentos de hombres.
          Mi propósito maestro, es el de efectuar, con mucho respeto lo repito, algunas aclaraciones.
          Pero tendríamos que adentrarnos en un estudio pormenorizado y juicioso, Biblia en mano, y por este medio, de momento, no es posible.

          Admiro su talento y le reitero mi debido respeto.

          Un abrazo fraterno, hasta su amado terruño, Torrelavega.

          Su amigo por siempre.

          Jaime Ignacio Jaramillo Corrales
          Condorandino.

          • El Hombre de la Rosa

            Muchas gracias por tu comentario estimado compañero en la poesía y amigo Condorandino...
            El tema es muy extenso y sólo he pretendido recrear algunos de los más habituales hábitos religiosos humanos...
            Romance Divino de misa pan y vino, la esperanza que tienen los cristianos de seguir comiendo, en el largo y penoso camino de la vida, esa existencia que semeja favorecer a los delitos que comete el hombre con furia y desatino, la comunión de la fe cristiana debe de hacerse como Cristo lo dijo, en la última cena con los doce discípulos y la Magdalena sentada en su cobijo...
            Así fue la primera comunión que les ofreció Jesucristo, con un pan candeal hecho de puro trigo y con vino de pasas envejecido, así celebró la primera comunión ese Maestro llamado Cristo, hoy en los templos de Dios comulgas con obleas baratas que sustituyen al pan y al vino, de la eucaristía, dejando al sufrido cristiano con hambre de hogaza y sed de vino..
            Que las Diosas del amor y la felicidad te acompañen siempre...
            Un fuerte abrazo de sincero afecto...
            Críspulo Cortés Cortés
            El Hombre de la Rosa

          • JADE FENIX

            Como siempre mi querido amigo, certero en sus palabras.
            Un placer leerle.
            Un fuerte abrazo.

            • El Hombre de la Rosa

              Muchas gracias por tu comentario estimada poetisa y amiga en la poesía Doña Jade Fenix...
              El tema es muy extenso y no siempre se acierta, aunque sólo he pretendido recrear algunos de los más habituales hábitos religiosos humanos...
              Romance Divino de misa pan y vino, la esperanza que tienen los cristianos de seguir comiendo, en el largo y penoso camino de la vida, esa existencia que semeja favorecer a los delitos que comete el hombre con furia y desatino, la comunión de la fe cristiana debe de hacerse como Cristo lo dijo, en la última cena con los doce discípulos y la Magdalena sentada en su cobijo...
              Así fue la primera comunión que les ofreció Jesucristo, con un pan candeal hecho de puro trigo y con vino de pasas envejecido, así celebró la primera comunión ese Maestro llamado Cristo, hoy en los templos de Dios comulgas con obleas baratas que sustituyen al pan y al vino, de la eucaristía, dejando al sufrido cristiano con hambre de hogaza y sed de vino..
              Que las Diosas del amor y la felicidad te acompañen siempre...
              Un fuerte abrazo de sincero afecto...
              Críspulo Cortés Cortés
              El Hombre de la Rosa

            • FABIO BOHORQUEZ RODRIGUEZ

              Crispulo:

              Divino Romance.

              Un placer leer tus
              intensas letras.

              Un abrazo.

              • El Hombre de la Rosa

                Muchas gracias por tu comentario estimado compañero en la poesía y amigo Fabio Bohorquez Rodriguez...
                El tema es muy extenso y no siempre se acierta, aunque sólo he pretendido recrear algunos de los más habituales hábitos religiosos humanos...
                Romance Divino de misa pan y vino, la esperanza que tienen los cristianos de seguir comiendo, en el largo y penoso camino de la vida, esa existencia que semeja favorecer a los delitos que comete el hombre con furia y desatino, la comunión de la fe cristiana debe de hacerse como Cristo lo dijo, en la última cena con los doce discípulos y la Magdalena sentada en su cobijo...
                Así fue la primera comunión que les ofreció Jesucristo, con un pan candeal hecho de puro trigo y con vino de pasas envejecido, así celebró la primera comunión ese Maestro llamado Cristo, hoy en los templos de Dios comulgas con obleas baratas que sustituyen al pan y al vino, de la eucaristía, dejando al sufrido cristiano con hambre de hogaza y sed de vino..
                Que las Diosas del amor y la felicidad te acompañen siempre...
                Un fuerte abrazo de sincero afecto...
                Críspulo Cortés Cortés
                El Hombre de la Rosa



              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.