Fernando Javier Gamero Oviedo

En el manicomio

En el manicomio

 

Ya me estas volviendo loco,

con esas caricias escurridizas,

para el manicomio ya falta poco,

ven y sálvame de prisa.

 

Dijeron en el hospital,

que sufro de penas del corazón

y que sólo tú curas este mal,

bésame con mucha pasión.

 

En la cita me ordenó el psiquiatra,

que te escriba como Neruda,

y te cante como Sinatra,

ven amor y te doy mi ternura.

 

 

Fher.

 

(Todos los derechos reservados por el autor)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.