Carlos Gaona

HERMANOS DE SANGRE

Crecimos juntos como pasto silvestre,

reímos como locos sin importar los presentes, 

y aprendemos de cada uno cuando la ignorancia nos sorprende.

Te sostengo y me sostienes cuando las piernas no pueden y 

me enseñas el rumbo cuando mi mente se pierde.

Hermano de sangre crecimos juntos como el pasto silvestre,

FUERTE Y UNIDOS PARA SIEMPRE.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.