J.C.R

Rayo de luna ( Soneto) (Homenaje a Gustavo Adolfo Bécquer)

Vi un reflejo por el norte pasar

de pie en un prado de rosas crecer.

Blanca luz, pura en el anochecer,

tras el rato te pusiste a bailar.

 

Una mujer de piel tersa aclarar

me acerqué con el gusto a conocer.

¿Cómo alguien tan bella podría ser 

y que ninguno la pudiese amar?

 

Cuando me acerqué a tocarte te fuiste,

como si invisible fueses alguna

o un alma en pena vagando viniste.

 

Pasó la noche y llegó la nebluna.

 En un expiro te desvaneciste.

Me percaté que eras rayo de luna.

Comentarios1

  • Roberto santamaria

    Podría ser un bello y magnífico soneto a poco, si se puliera un poco, tanto en la métrica de los versos 9º y 14º ; así como la revisión de sus acentos versales. por lo demás, la rima es correcta.

    Saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.