Jesus Benages

LA MUERTE RÍE Y FLORECE


El real sabor metal en boca, el rojo letal del habla o el blanco mortal del ojo sin mirada.

 

La tierra yerma en piel, el viento ciego y la ceniza del amor sin tiempo; el cielo cubierto se clava.

 

Una parsimonia desgarra en las entrañas el recuerdo húmedo de un color; el sudor cromado peladea caminos de carro con la edad.

 

Estar ilusiona, sentir ser paradoja, arrojar el ente al presente absorto, ser todo escaso a cada infinito en que tropieza la identidad al tomar conciencia.

 

No ser nada de lo que nos crea y poder regir su aspecto.

 

La muerte ríe y florece en la matriz transparente de una uva.

Comentarios1

  • Natanael Berrios Sandoval

    Leí su poema y me transportó a la Andalucía que narró Lorca en su novela Bodas de Sangre, donde la muerte pudo más que el intento de una venganza por honor; cuando la muerte, como si fuese humana, de manera curiosa buscaba a los difuntos y los llevaba a su destino. En palabras más cortas, ¡la ironía de la muerte se ve plasmada! Me encantó su poema, definitivamente me cautivó.👏👏

    • Jesus Benages

      Buenos días...
      No en vano Federico García Lorca fue en mi preadolescencia el poeta que me abrió las puertas a descomponer la materia de la realidad y viajar por los rizos infinitos de las palabras.

      Ha sido un placer leerte y sentir tu amor y pasión por la poesía.

      Abrazo cordial...



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.