Gustavo Espinoza

Mi adicción.

Mi alma se quiebra cuando entramos en conflicto,
mi corazón se desespera cuando no hallo tu amor,
mi mente se frustra cuando no percibo tu voz...
me he vuelto un adicto:
a tu cuerpo
a tus besos
a tu manera de andar,
a tu mente
a tus caricias
a tu forma de pensar.
Si tan sólo te tuviera aquí, conmigo,
mi ser bailaría toda la noche bajo la Luna
mi espíritu se elevaría al Gran Cielo,
sería feliz porque estoy ahí, contigo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.