Marieli

Al otro lado

Al otro lado del tiempo, se encuentra el misterio

Cruzando la frontera de lo inefable y lo trascendente

Cuando el silencio calla y la voz atormente

Al otro lado de mí, la nada.

 

Detrás de la hoguera de cuerpos dolientes

En el umbral del dolor más ausente

Al otro lado de ahí, mi hombro en la lucha

Espacios que se quiebran y danzan, siguen en pie

 

Al otro lado del rencor y de la rabia

Donde lo humano duele y arde

Las cenizas se vuelven preciosa melodía

Que cruza el mar de los muertos

 

En el extremo de lo que es y de lo consumado

Es capaz de florecer un recuerdo que redime

Al otro lado de la lejanía marchita

Ahí está la voz del que clama cantando

 

Entre lo fragmentario y lo acostumbrado

Al otro lado del paraje de la amargura

Se encuentra la esperanza que renueva y entreteje

Los hilos opuestos en al lucha de contrarios

 

Ni de aquí ni de allá, quizá del no lugar

Ese espacio que no se deja ver porque no es

Solo es cuando se nombra, al otro lado

Inconmensurablemente abstracto, instantes y nada más.

 

Al otro lado del mar de la sabiduría

En el sur de la memoria histórica

Bajo el yugo de a amenaza y del miedo

Ahí donde el “si” se declara negativo

 

Ante la sangre, el abrazo

Ante la confrontación, la inclusión

¿Y para el desasosiego y la frustración?

Baste el otro lado para mirar de nuevo y regresar

 

La vana sensación de haber perdido

Y el tiempo que agudiza la espera

Al otro lado donde todo sucede

Se calma el ansia y reconforta el corazón

 

Vivir al otro lado y siempre errante

Con origen pero sin destino

Al otro lado de la imaginación

Yacen los sueños del héroe caído

 

 

Comentarios1

  • Felipe Espilez Murciano

    Hermoso poema que le deja a uno gravitando en una lĂ­nea de temblores. Felicidades.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.