Noel salinas

REPASO

La espada que se empuña en las tinieblas,
los temblores nocturnos, las exequias,
las tintas, los ambiguos palimpsestos,
el "sin", la comezón en la garganta,
el lloro del espíritu cansado,
la marcha atrás del sexo del recuerdo,
el cántico perenne del indulto
que entre el ayer y el hoy no nos perdona;
la zapatilla rota por la fiesta,
el libro carcomido por los bordes,
las uñas masticadas por la inercia
que da vida a los dientes y a las muelas;
el sol, el fuego, la fricción y los raspones,
el hielo, el ácido, las brasas,
el agua hirviendo, la sal en las heridas,
la pasión, el amor y todo lo que quema.

El estigma de Caín, el Ícaro soñante,
la herida del costado, la cicuta,
el Paris Alejandro, la melena,
este talón cansado y derrotista,
el molino gris del ingenioso,
el leviatán de Ahab en lo infinito,
Astier, Pistorius, séptima de Tebas,
temblor del cielo y águila creadora.

El paso por la vida en sus mitades
se ve crecer como árbol de campiña,
mirando atrás añoro fantasías
y al frente las promesas de mis mares.
Se puede ser tifón en el remanso,
cordialidad en mundo de canallas,
si puede dar la Luna, al agua, furia
podrá dar vida el Sol a la llanura.
Si puedo ser de noche todo esto,
podré en medio del todo, ser la nada.

- Noel Salinas

Comentarios1

  • Ringo Stax

    Excelente repaso.

    Saludos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.