Aviador nocturno

Canción breve

Acuso días inertes y lamentos

Aún enhebro golondrinas de febrero…

Un adiós cuando se ama tanto

Deja abrazos tan deshumerados*

Por eso quédate que te espera

Amor mi llanto de alegría

Y el cobijo inquebrantable de mis brazos

 

Si tu ser se me cala demasiado

Las cenizas del ayer no serán nada

 

Vida mía y lucharé por prodigarte

Con el alma sentires que he guardado

Para tu corazón como el otoño…

Guarda el silencio de los cardos

 

 

 

*Sin los húmeros.

Comentarios1

  • Lita_81

    Verdaderamente hermoso trabajo.
    Me agrada la manera en como abriga el surrealismo.
    Es un placer leerte.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.