Poeta del Silencio

CREÍ

Creí vivir del ayer,

porque vivir del amor es como florecer en la sequía,

creí que un sueño no es tan solo irreal

si lo creemos inminente y verdadero,

si se ama en las nubes

también se ama con los pies clavados en la tierra,

y si extingue el amor se pierde el horizonte

¿a quien abrazaran mis manos si la brisa es solo quien me abraza?

¿a quien recordaré si olvido que existo?

 

Una vez creí que el sol desvanece a escondidas del cielo,

¡pensamientos inciertos!

jamás se escapa el brillo y su calor, allí está su aliento,

se agota el día cuando cae la noche,

la tierra gira 

y el tiempo nos hace viajeros con destino a la vejez,

creer que somos eternos es creer que somos perfectos,

creí que amar era perfecto

cuando puede morir si no se alimenta el sentimiento.

 

Creí en los promesas que enredaban a mi ser,

prometer y creer es mas fácil que besar las nubes

y la mentira convierte la realidad en fantasía,

somos mortales ¿y que hemos de esperar del amor?

las flores también marchitan cuando envejecen,

las auroras palidecen en azuladas mañanas

y el deseo se apaga aún si es pasión.

 

Creí que una lágrima podría callarme en el silencio,

las lágrimas hablan por las heridas del alma,

¿y quien puede contener los ríos de los mares?

¿y quien puede contener el llanto de la nostalgia?

no puedo ocultar la noche encendiendo mil faroles,

así como no se puede cubrir la tristeza con una sonrisa,

todo nos delata cuando reina la tristeza.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.