Alberto Escobar

Orfeo y Eurídice

 

 

Fue solo vislumbrarte en las aguas del Estrimón

y caer enamorado hasta el arrobo eterno.

Me buscaste encarnada en blanco inmaculado

a la vista del género femenil rendido a la lira.

Me hallé ausente de suspiro desde tu vista.

Tuve que encontrarte para poder seguir viviendo.

Mi lira solo vibraba ante tu recuerdo, tu belleza.

Te alcancé por fin a orillas del río y te hice mía,

nos hicimos nuestros para siempre. 

Aristeo, que te pretendió antaño, no soportó la luz

de tanta dicha ajena y te persiguió para hostigarte.

Una sierpe ajena a los hechos hundió sus colmillos

en tu lechosa carne para darte muerte y yo contigo.

Fue un jarro de vitriolo sobre mi gana de vivir.

Osé como única escapatoria acercarme al Hades

para devolverte a la vida, unos dicen que embelesé 

al Cancerbero con mis trinos y otros que fue Caronte

el que se dejó seducir por mi triste melodía de amor.

El caso es que alcancé el Hades tras cruzar la laguna

Estigia y te busqué sin éxito hasta que se cruzó en mi

camino el mismísimo Hades, que me propuso un trato

de confianza.

"Volverás al mundo de los vivos precediendo a Eurídice

y recuperará su vida si no osas mirarla hasta que sea 

bañada por el sol desde sus pies a su cabeza" dijo el dios

del infierno.

Así lo hice a pesar de mis dudas sobre la veracidad de sus

palabras.

Cuando traspuse el umbral del Hades y entré en mi mundo 

con el sol como anfitrión, pensando que era el momento de

mirar atrás me decidí a hacerlo sin advertir que mi amada

tenía un pie todavía oscurecido por la umbría del inframundo.

La desgracia se apoderó de mí cuando la vi esfumarse en la

nada.

Permanecí viviendo sin vivir, mi lira no reía como antes,

las mujeres, que celebraban la muerte de su rival, no pudieron

recuperarme, exánime, ansiaba la muerte para rencontrarme

con ella para siempre. Estas, desesperadas, me dieron muerte

a pedradas, me concedieron mi deseo. 

Por fin juntos para siempre...

 

 

 

Comentarios1

  • Necrofagotimes

    Gustó. Buena re-creación del mito, muy bien lograda la necesidad de él hacia ella. Gracias por traerlo a presente y salvarlo.

    • Alberto Escobar

      Gracias por tu visita Necro. Un saludo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.