Esteban Mario Couceyro

La puerta abierta

Encontré la puerta abierta

en la playa amanecida

me detuve

sentándome en la arena

mirando, queriendo

intrigado saber

la razón de esa puerta

franca, tentadora

que sabía de otro mundo

y diversas cuestiones

que desde este lado

ignoraba.

 

El sol, dejaba sombras

de una puerta

abierta a lo nuevo

solo debía ser traspuesta

y quizá cerrarla

dejando atrás

tantas cosas disgustadas

o esas inquietudes perdidas

en cielos nublados

plomizos, sin vuelos

de aires quietos y sofocantes.

 

Veo un cielo liviano

tras la puerta abierta

es posible algo mejor

de este punto al otro

solo pasar por ese vano

respirar el aire nuevo

pisar la arena rubia

correr por la orilla del mar

sabiendo que la vida

es mejor

tras la puerta abierta

en la playa

junto al mar.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.