YAZMANY

ENTRE DUDAS

Madura entre manos la duda perdura, menuda incertidumbre hace me acostumbré y lamente
tenerte en un umbral de certeza
y mentira inmerso en aquel equivoco acierto.
Reparo el amparo que dan
mis labios a tus besos quimera
por eso el porque expresarme
de esta manera con letras cuya protesta apuesta en el punto final empezarme a alejar de tu falacia.
Tal desgracia me causa tú falta
de apego a lo nuestro que cada
día mi mente confía y desea, la viuda sonrisa de mi alegría se mude a otro estado.
Que olvide el enfado de aquella
tristeza y reanude su fuego en el presente del pasado que su ego
y moral eluda el recuerdo de pena.
Ya empecé la faena para encontrar
a quien amar pues es mi promesa de mi cabeza tu nombre sacar sin dudar luego del punto final.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.