argantonio

La cara espejo del alma

Hay quien lleva ya escrito

en el rostro su futuro

y vive el presente duro

de un castigo jamás prescrito.

 

Hay quien hecho  a la pelea

es maestro en el duro oficio

luchando frente al maleficio

en heróica defensa de una idea.

 

Didícil es luchar contra el destino

llueve a mares donde el agua sobra

y se niega a caer sobre la tierra sedienta.

 

Siempre es injusto tal desatino

lo que el pobre paga nunca cobra

y al rico la lluvia su fortuna acrecienta.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.