Ekriven

Contemplo

- Observando las hojas caer de un árbol

donde no aplica la ley si caigo me levanto.

Mis pensamientos siguen circulando, al mismo tiempo con el viento ellas siguen andando...

 

Escucho ruidos, ecos y zumbidos al pasar la brisa acariciando mis oídos.

El silencio dejó de ser reconocido, contemplo su motivo:

son promesas con errores no reconocidos.

 

Toda acción tiene su consecuencia por eso me mantengo vivo

después de tantos retiros en esto, mi mayor incentivo.

Convivo con personas cuerdas, el único loco soy yo por no ser ignorante en mi vocablo

y accionar por mis principios.

 

La juventud la veo resumida entre etanoles y estupefacientes...

eso para los demás, la mía resumida en escritura convirtiéndome:

en un ser paciente lleno de impaciencia y consciencia al modular cada compás.

 

Ante todo agradecido a pesar de esos malos ratos

donde los pensares se han convertido en pesares en este mundo y sus actos.

Mis cantares ahora son señales adoptadas como habito en este, mi sentir tan apático.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.