solitario del silencio

Ecos.

Hoy mi voz suena apagada
Como hay millones
De voces apagadas

Esa máquina tiene
Un sonido espeluznante

Capaz de ensombrecer
Nuestra realidad
Y hacer del mundo
Un caos desbordante

Esa máquina nubla nuestras voces
Que mueren en silencio.
Pero si fuésemos capaces

De destruirla en silencio
Podríamos escuchar cómo, 
Resurgen nuestros ecos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.