Pedro Jesús

Luna

Oh! Querido señor

Que alumbras

Mis noches oscuras,

Negras y frías.

 

Que me vigilas

Mientras duermo

Sobre la penumbra

Y desolada noche.

 

Que me arrullas

Y me apapachas,

Que me consuelas

En los días de pena.

 

Tú eres el que has visto,

Has visto mí pecho latiente,

Latiendo sangre por alguien,

Alguien a quien tanto amo

Como si fuese mi propia vida.

 

Oh! Señor Luna,

Recuerdas las noches,

Noches en la que...

Moría...

 

Ayúdame, ayúdame

A volver a creer en el amor,

Que el amor sigue ahí

Y que no se ha muerto.

Comentarios1

  • Raiza N. Jiménez

    Muy lindo y sentido verbo...Gracias por compartir.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.