Hilos

Pausa

El día está como para una siesta

de esas que empiezan con cariño en el pelo

siguen con pestañazos

continúan con sueños tranquilos y profundos

y terminan con un latido pausado y ajeno.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.